La finca


 
 
En la Finca Villadiego no sólo elaboramos queso manchego, sino que cuidamos cada uno de los procesos meticulosamente, ya sea en la transformación de la leche en queso manchego, como desde la misma fuente de materias primas que es la alimentación del nuestras ovejas.
 
La finca consta de más de 1.000 Has., las cuales se encuentran en un lugar privilegiado a orillas del Guadiana, lo que hace sus tierras fértiles y con verdes pastos.
 
Así mismo se cuentan con los más modernos sistemas de riego para el aprovechamiento de los cultivos y el ahorro tanto energético como de agua, bien escaso en estos momentos como todos sabemos, y empezando la trazabilidad desde este mismo momento.
 
Tanto nuestro equipo de ingenieros, como el resto de personal dedicado a la agricultura, ponen todo su esfuerzo en el cuidado del cultivo de nuestras tierras para poder obtener así el mejor alimento para nuestro ganado, que será la base de un buen producto.
 
Cuando los fructíferos pastos están en su apogeo las ovejas obtienen toda la calidad que éstos les brindan, y cuando por su ciclo natural dejan de tener todo su aprovechamiento, se complementa su alimentación con los productos cultivados por nosotros, tales como alfalfa, cebada, maíz, trigo, etc ….. elaborando unas raciones equilibradas realizadas y supervisadas por expertos veterinarios y obtener de esta forma una alimentación proporcionada y compensada sea cual sea la estación climática en que nos encontremos, llegando así a obtener un producto final mucho más homogéneo en el tiempo y de mayor calidad.
 
Sólo disponiendo de todos los elementos necesarios para la elaboración del producto final, ponemos mantener un minucioso control sobre toda la producción.    
 
En la imagen se puede observar uno de nuestros pivots, que se encuentra en el proceso de segado de alfalfa para su posterior secado e inclusión en la alimentación de nuestro ganado.