La oveja

En efecto, la gran protagonista de nuestro producto es ella, la oveja manchega.
 como todos sabemos no existiría el queso manchego sin ella, ya que únicamente se puede hacer queso manchego con leche de oveja manchega.
 
La oveja manchega pertenece a una de las pocas razas ovinas que aún hoy mantiene su pureza, exenta de cruces. Como cualquier animal, la oveja manchega necesita de una geografía acorde con ella, que en este caso se caracteriza por ser una llanura en la meseta central de la península ( conocida como La Mancha ) y que se asienta sobre suelos calizo-arcillosos, con una altitud sobre el nivel del mar que estriba entre los 650 y los 800 metros y con un clima extremo, con grandes oscilaciones térmicas, y en él, la lluvia es escasa.
 
En la Finca Villadiego mantenemos una cabaña ganadera de más de 4.500 ovejas, las cuales se encuentran inscritas en el Registro Nacional de la Raza Manchega y pertenece al esquema de selección bajo la supervisión de AGRAMA “Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega “lo que implica un control exhaustivo de la producción lechera de cada animal, así como una selección natural, con el objetivo de mejorar tanto la raza como la calidad de su producción. De forma paralela, se cuida especialmente el tratamiento de los animales de acuerdo a un escrupuloso protocolo de bienestar animal.
 
El trato y cuidado con el que trabajamos con ellas es fundamental para la calidad de la leche, ya que una buena alimentación y un bienestar animal sin estrés harán que la oveja produzca más cantidad de leche y de una calidad mayor.
 
Por último, el ordeño se realiza en nuestras instalaciones, adecuadas y diseñadas especialmente para el correcto manejo de la oveja manchega. Se realizan dos ordeños diarios a cada oveja y obteniendo de ella 1,5L/Día aprox. Con una perfecta armonía entre grasas y proteínas.
 
En la imagen podemos ver nuestro ganado pastando en una de las praderas de la finca.